10 cosas que hacer en el Valle Sagrado de los Incas

Entre imponentes montañas, vasta vegetación y pueblos que mantienen su cultura intacta, el Valle Sagrado de los Incas, o Valle de Vilcanota, localizado entre los poblados de Pisaq y Ollantaytambo, ofrece a los visitantes una gran variedad de fauna, flora, buen clima y recursos naturales únicos en el Perú.

Lo cierto es que este destino turístico a 55 kilómetros del Cusco es famoso por sus innumerables sitios arqueológicos construidos en tiempos del Imperio Inca que lo han convertido en el lugar preferido de los turistas. Así que conoce aquellas cosas que se puede hacer y ver en el Valle Sagrado de los Incas.

1. Recorrer el mercado de Pisac

A 40 minutos de la ciudad del Cusco se ubica el pequeño pueblo de Pisac famoso por su complejo arqueológico, pero también por su hermoso mercado tradicional que se cree opera desde el Imperio Inca al convertirse en un importante centro comercial. De tal modo que hoy el mercado de Pisac ofrece artesanías de cerámica, joyas de plata, ropa fina de alpaca y todo tipo de souvenirs.

2. Conocer Chinchero

Chinchero es uno de los pueblos más tradicionales y pintorescos del Valle de Vilcanota, a 50 kilómetros del Cusco y que aún conserva muchas de las tradiciones culturales de los Incas como el proceso de hilado y tejido de sus vestimentas. Chinchero además cuenta con un sitio arqueológico, una iglesia colonial efificada sobre los restos del palacio del inca Tupac Yupanqui y un mercado tradicional que expone la mayoría de sus productos los días domingos.

3. Visitar Urubamba

Ubicada a 78 kilómetros de la ciudad del Cusco, Urubamba, la capital de la provincia del mismo nombre, fue una importante zona agrícola en tiempo de los Incas y que actualmente produce deliciosas frutas y vegetales gracias a su buen clima. Urubamba cuenta con una bella Plaza de Armas donde se levanta una iglesia colonial adornada con pinturas de la Escuela Cusqueña que nace a fines del siglo XVII.

4. Recorrer las Salineras de Maras y las ruinas de Moray

Maras y Moray son dos tradicionales y pintorescos pueblos localizados al oeste del Cusco a 3,300 de altura en el Valle Sagrado de los Incas que ofrecen al visitante dos de los atractivos turísticos más importantes del Cusco: las salineras de Maras y las ruinas incas de Moray. El primero constituye 3 mil impresionantes pozos de sal natural que se formaron hace 110 millones de años, mientras que en el centro arqueológico de Moray se encuentran terrazas circulares que fueron laboratorios de investigación agrícola en la época del Incanato.

5. Cabalgatas por el Valle Sagrado

Los paseos a caballo por el Valle de Vilcanota es una experiencia inolvidable que disfrutar con toda la familia. Los tours generalmente duran entre 3 a 4 horas e incluyen un caballo por persona y el uso de ciertos implementos necesarios. Es una actividad al aire libre para disfrutar de los bellos paisajes montañosos, del serpenteante río Urubamba, de antiguos caminos incas y pueblos tradicionales del Cusco. El lugar de partida con el guía del poblado de Paucarbamba (Provincia de Urubamba) para un recorrido que dejará atónito al visitante.

6. Visitar la zona arqueológica de Ollantaytambo

A 70 kilómetros de la ciudad del Cusco se encuentra Ollantaytambo, un pueblo tradicional de gran valor histórico en tiempo del Imperio Incaico, pues fue un importante centro administrativo y residencia de la nobleza Inca del Tahuantinsuyo. Actualmente, su mayor atractivo es su fortaleza que alberga varias construcciones de piedra como el Templo del Sol, viviendas e inmensos monolitos. Ollantaytambo es el paso obligado para abordar el tren a Machu Picchu y comenzar el recorrido por el Camino Inca de 4 días.

7. Recorrer en cuatrimoto el Valle Sagrado

El Valle Sagrado de los Incas también es el destino perfecto para conocer sus bellos paisajes en cuatrimoto; una de las experiencias inolvidables para el visitante que conocerá pueblos milenarios como Maras, senderos incas e impresionantes montañas de la Cordillera Vilcanota. En promedio, el recorrido en este vehículo dura de 3 a 4 horas e incluye entrenamiento previo y el apoyo de guías.

8. Excursión en bicicleta por el Valle de Vilcanota

Para los amantes del ciclismo, la excursión en bicicleta por el Valle de Vilcanota será una inolvidable experiencia en Cusco. Se trata de una excursión en dos ruedas sobre diferentes pueblos de origen Inca y cuyos caminos van en descenso por asfalto mayormente y que en el trayecto se tiene la oportunidad de conocer los atractivos turísticos del Valle, como el mercado artesanal de Pisac, Urubamba y Ollantaytambo.

9. Hacer tirolesa en Racchi

Otra de las actividades para los amantes de la aventura y la adrenalina es hacer tirolesa. Se trata de un deporte extremo donde la persona desciende a gran velocidad por un cable de acero. Precisamente, esto se realiza en el pueblo de Racchi (a 40 minutos de Cusco), desde donde se observará todo el esplendor del paisaje del Valle Sagrado.

10. Canotaje en el río Vilcanota

Finalmente, otras de las cosas que hacer en el Valle Sagrado de los Incas es disfrutar del canotaje en las aguas del río Vilcanota que, dependiendo de la temporada del año, esto se hace en diferentes niveles. Por ejemplo, durante la temporada seca (de Abril a Octubre), las aguas tranquilas permiten que los novatos puedan hacer canotaje sin mayores riesgos, pero durante la temporada de lluvia (de Octubre a Marzo), existe mayor riesgo y es para turistas con mayor experiencia. El recorrido incluye guías y equipos necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *