Celebra Halloween en Cusco

Cada 31 de octubre se celebra Halloween o Noche de las Brujas en muchas ciudades del mundo, y la Ciudad Imperial no es la excepción. Las festividades de Halloween en Cusco comienzan una semana antes de la misma fiesta, cuando los niños salen con sus disfraces y trajes a recorrer las calles del centro de la ciudad.

Entre los lugares para disfrutar esta celebración se encuentra la Plaza de Armas del Cusco, la Av. El Sol y la mayoría de bares y discotecas. Pero, para aquellos que buscan una experiencia más terrorífica y llena de misterio, existen varios lugares para disfrutar de Halloween en Cusco, cuyas historias son de ultratumba.

Cuevas de Sacsayhuamán

Se trata de cuevas que se encuentran en la Fortaleza de Sacsayhuamán, llamada Zona X, pues es la letra que forman el conjunto de cavernas al cruzarse. La leyenda data de la época de los Incas y aún está vigente hasta hoy por las personas que desaparecieron al ingresar a las cuevas que se dice conectan al Templo de Coricancha y la Plaza de Armas.

Casa Embrujada de Shapy

A cuatro cuadras de la Plaza de Armas del Cusco, en la calle Shapy, se encuentra una casona de tres pisos, abandonada y silenciosa que, según la historia, hace 70 años una mujer fue asesinada en esa casa por su amante y, desde entonces, está abandonada y que los vecinos aseguran que escuchan lamentos y sonidos, especialmente en las noches de luna.

Chamampata

Es una comunidad campesina del distrito cusqueño de Santa Teresa, que tiene solamente 30 pobladores, luego del fatídico accidente ocurrido en el 2013 cuando un camión que transportaba a 50 habitantes cayera al abismo de 500 metros en la zona de Mesada tras participar en los festejos por el aniversario del distrito.

Por eso que en ciertas noches, aparecen fantasmas que deambulan por las calles de este verdadero “pueblo fantasma”, especialmente cada 11 de octubre, fecha en que ocurrió el accidente que enlutó a toda una comunidad.

Niño Compadrito

El Niño del Cusco o Niño Compadrito, es una momia de 50 centímetros, envuelta en un manto con filigranas doradas y donde hay un cráneo que posee ojos de vidrio pintados de celeste, una corona de plata y cabello artificial.

Según la leyenda, este esqueleto pertenece al hijo de un malvado virrey español y de una princesa incaica, de ahí la facultad de hacer el mal o el bien. Lo cierto que es objeto de veneración y culto en una casa de la Calle Tambo de Montero, cerca de la Plaza de Armas del Cusco.

Así que, si aún no se tienen planes para visitar Cusco, sin duda que la mejor opción para celebrar Halloween con los amigos y conocer gente son con las mejores Ofertas en Paquetes Turísticos al Cusco que incluyen traslado del aeropuerto al hotel, alojamiento, comidas,tours y transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *