Consejos para visitar la Montaña de 7 Colores en Cusco

A tres horas de la ciudad del Cusco se encuentra un lugar maravilloso y colorido, donde las pinceladas de la naturaleza hizo uno de sus trabajos más hermosos. Nos referimos a la Montaña 7 Colores, un paraíso para los amantes del trekking y el turismo de aventura.

La Montaña de los 7 Colores, también llamado Vinicunca, se viene convirtiendo en una de las nueves e increíbles atracciones turísticas del Perú: una cumbre teñida de varios colores cual si fuera una alfombra puesta en lo alto de la montaña.

¿Qué es la Montaña de 7 Colores?

La montaña tiene estas variaciones de tonalidades de colores debido a la composición de minerales por lo que sus cumbres y laderas están teñidas de diversas tonos que incluyen el verde, morado, rojo, rosado, amarillo, entre otras variaciones de colores.

Por ejemplo, el color rosado es por la arcilla roja, el fango y arena; los pardos, marrones y morados, por minerales ricos en carbonato de calcio, mientras que el rojo por los compuestos del hierro y arcillas y el verde de arcillas ricas en ferro magnesiano.

Las investigaciones hechas señalan que todas estos compuestos naturales se formaron hace 65 millones de años cuando la nieve cubría totalmente sus cumbres, pero con el paso del tiempo, el clima fue deshelando la nieve allí formada dando a conocer al mundo esta joya de la naturaleza.

¿Dónde se encuentra y a qué altura?

La Montaña de 7 Colores se encuentra en la provincia de Canchis, a 5,200 metros de altura, a 100 kilómetros del Cusco. Pertenece al pueblo de Pitumarca quienes lo llamaron el “Cerro Colorado”.

Y al ubicarse camino al nevado Ausangate, este lugar fue conocido mucho antes por los aventureros que hacían caminata por la región hasta que luego que publicaran sus fotos en Facebook e Instagram, la prodigiosa montaña comenzó popularidad. Así que desde el 2016 es un atractivo turístico del Cusco muy visitado.

¿Cómo llegar?

Por su ubicación, a la Montaña de 7 Colores se llega en auto en primer lugar luego de un viaje de aproximadamente de 2 horas al pueblo de Pitumarca, por la carretera Longitudinal de la Sierra del Sur Peruano.

La ruta continúa por un camino sin pavimentar hasta la comunidad de Pampa Chiri que es el punto de partida para el ascenso a las laderas montañosas de 5 kilómetros que se puede hacer a pie o a caballo para finalmente llegar a la cima del Vinicunca, a 5,200 metros sobre el nivel del mar, donde se encuentra un mirador para observar en todo su esplendor las montañas coloridas.

Se puede armar un propio itinerario y viajar por cuenta propia, pero siempre tomando las precauciones del caso. En cambio si se quiere tenerlo todo ya arreglado para el viaje, se recomienda tomar un tour organizado de agencias y empresas del Cusco, cuyos grupos parten a las 03:00 horas retornando a las 18:00 horas.

¿Cuándo viajar?

El clima de la región es fría por lo que el viento, la lluvia y el mal de altura (o soroche) son los mayores obstáculos para los viajeros y donde las temperaturas descienden bajo los cero grados centígrados.

La mejor temporada para viajar a la Montaña de 7 Colores es durante la llamada época seca (de Abril a Octubre) cuando existe poca lluvia. Pero si se planifica una visita durante la época lluviosa (de Noviembre a Marzo) llevar ropa adecuada para protegerse de la lluvia.

¿Qué ver?

Además de los increíbles paisajes del lugar y sus coloridos escenarios a más de 5,000 metros de altura, esta zona permite observar a animales típicos de esta zona alto andina como llamas, vicuñas, cóndores, cuy andino, venados, alpacas y otros animales.

Y debido a la altura de esta región, en la montaña y sus laderas abunda el ichu o hierba natural de los Andes mayormente a lo largo del trayecto que es ligeramente empinada con pocas pendientes pronunciadas que no suponen alguna dificultad.

¿Qué recomendaciones se deben tomar en cuenta?

Luego de aclimatarse algunos días en la ciudad del Cusco hay que llevar ropa abrigadora para la caminata. Si no se tienen ciertas condiciones físicas se debe alquilar un caballo en las comunidades antes mencionadas.

Para ese día hay que tener a la mano un gorro o sombrero, chaqueta, lente de sol, bloqueador solar, pantalón, zapatos ideales para hacer trekking, bastones, agua, bocaditos y un poncho para la lluvia.

Para lograr conocer esta joya de la naturaleza hay que asesorarse de Full Viajes, la Agencia de Viajes y operador turístico especializado en organizar y operar excursiones de aventura en el Cusco y diversas regiones del Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *