Tren de lujo Hiram Bingham a Machu Picchu

Sobre la actividadDespués de la recogida en el hotel de Cuzco, realizará el trayecto de 20 minutos a la estación de Poroy, donde le ofrecerán una copa de bienvenida antes de subir al tren. Mientras saborea su vino, podrá admirar los vagones de vía estrecha al estilo de los años 20 de Belmond Hiram Bingham decorados en azul y oro.

Una vez a bordo, ábrase camino por el reluciente interior de latón y madera pulida para encontrar su asiento de elegante tapizado. Durante el ascenso de 3 horas hasta Aguas Calientes, la estación más cercana a Machu Picchu, explore la plataforma de observación del tren, el vagón-bar y los dos vagones-restaurante, donde disfrutará de un almuerzo de 3 platos (vera un ejemplo de menú en Itinerario a continuación). Maride su comida con vinos peruanos, argentinos y chilenos, entre otras bebidas, como la cerveza Cusqueña y el pisco sour.

La comida no será lo único que convierta este trayecto en tren en algo especial. Disfrute mientras los músicos tocan canciones tradicionales peruanas con guitarras y cajones de percusión. Desde la plataforma de observación, podrá disfrutar de las impresionantes vistas panorámicas del paisaje andino, con sus majestuosas laderas superpuestas entre sí, verdes colinas y amplios valles a lo largo del cauce del río Urubamba.

Cuando llegue a la estación de Aguas Calientes, subirá a bordo de autobús especialmente reservado para los pasajeros del Hiram Bingham. Lo agradecerá cuando vea la multitud de gente que espera el trasporte colectivo. El autobús serpenteará carretera arriba y en breve llegará a Machu Picchu, la ciudad perdida de los incas, situada en la cima de una montaña a 2134 metros (7000 pies) por encima del nivel del mar.

Pase por el yacimiento arqueológico cubierto de nubes con un guía que le conducirá por las calles principales de esta antiquísima ciudad, por sus templos ceremoniales, el reloj solar y las escalinatas delicadamente talladas. Descubra cómo diseñaron los incas esta pequeña ciudad para que fuera autosuficiente, como terrazas de cultivos para alimentar a sus residentes regadas por manantiales naturales. Después de la visita guiada, dé un paseo por el recinto por su cuenta y camine hasta Belmond Sanctuary Lodge para tomar un té de media tarde. Disfrute de bollos y sándwiches con té o café o pruebe aperitivos y elija entre una selección de vinos.

Tomar el servicio continuo de autobuses de regreso a Aguas Calientes y acomódese en su asiento a bordo del Hiram Bingham. Por la tarde, diríjase al vagón-comedor para disfrutar de su cena gourmet de 4 platos (consulte un ejemplo de menú a continuación en Itinerario). Es posible que quiera unirse a los músicos cantando y bailando durante el viaje de regreso a Cuzco, donde le llevarán a su hotel.

Recibirá confirmación en el momento de efectuar la reserva

No apto para sillas de ruedas.

IMPORTANTE: TODOS los datos del pasaporte del viajero son necesarios (nombre completo y número de pasaporte). Facilite la información de su pasaporte en el recuadro adicional, en caso contrario, la excursión no será confirmada.

Nota importante: se aceptan modificaciones en la fecha de viaje hasta 16 días antes de la fecha programada

Nota importante: la visita guiada dura aproximadamente dos horas y media. Después, dispondrá de tiempo libre para explorar las ruinas de Machu Picchu por su cuenta

Se recomienda que lleve calzado cómodo para caminar, gafas de sol y agua

La edad mínima para consumir alcohol es de 18 años

Un máximo de 14 personas por guía

Para esta actividad puede presentar un bono impreso o un bono electrónico.

Las comidas que aparecen a continuación están maridadas con vinos sugeridos por el sumiller.

Ejemplo de menú de almuerzo (sujeto a cambios)
Primer plato:

  • Trucha de Wayllabamba con habas, menta andina y emulsión de airampo

Plato principal:

  • Canelones de cordero con hojas de col, bayas de saúco y pesto de patata

Postre:

  • Cacao orgánico con piña, aceite de oliva, toffee de Maca, sal de Maras y lavanda


Ejemplo de menú de cena (sujeto a cambios)
Primer plato:

  • Aperitivos
  • Jamón de pato con hojas de eucalipto, mermelada de maíz y piel crujiente de chile

Segundo plato:

  • Sopa de patatas y puerros con kiwicha morada, aceite de oliva virgen extra y melisa

Plato principal (a escoger uno):

  • Pachamanca con una emulsión de raíces, bulbos, hojas y quinoa negra
  • Ternera de Maras con confit de raíces, cacahuetes de Quillabamba y tartar de uva blanca y mirto

Postre:

  • Parfait de crema de manzana con virutas de zanahoria y cacao, aderezado con reducción de mandarina y jengibre

Se regresa al punto de partida original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.