Razones para visitar el Norte Chico de Lima

No hay necesidad de alejarse de Lima para disfrutar de la naturaleza y la aventura. Y es que existen muchos atractivos para una escapada de fin de semana en el llamado Norte Chico, que comprende a ciudades como Chancay, Huaral, Barranca, Huacho o Puerto Supe.

Así que te contamos las buenas razones para visitarlo a pocas horas al norte de Lima para disfrutar de actividades de aventura al aire libre, degustar la gastronomía, conocer hermosas playas, y mucho más.

Por sus excursiones a desiertos

Siendo gran parte de la costa del Perú desértica, entonces hay que aprovecharlo. En el distrito de Aucallama, a 20 minutos de la ciudad de Huaral, hay imponente dunas para disfrutarlas a bordo de areneros o deslizarse sobre una tabla y sentir la adrenalina recorrer las venas. Hay que ir al Centro Turístico Laguna Santa Rosa para tomar nota de estas actividades que se organizan los 365 días del año.

Por sus deportes acuáticos

En Huacho, una ciudad costera a 145 kilómetros al norte de Lima, se encuentra la laguna La Encantada donde se practica uno de los deportes de aventura para toda la familia: el flyboard,que es una especie de tabla aerodeslizadora unida con una manguera larga a una moto de acuática, la que permite conducir el Flyboard a través del aire o el agua. También en la laguna se puede hacer kayak, banana board, kitesurf y airhead slide.

Por sus excursiones a playas

A tres horas de Lima se encuentra Barranca, una ciudad muy acogedora y popular por su deliciosa comida por lo que es una gran oportunidad para degustar sus potajes típicos, como el tacu tacu de lenguado o mariscos. Y para disfrutar del buen clima y sol, las playas de Barranca son los lugares perfectos para relajarse sobre tumbonas, darse un chapuzón o hacer caminatas por la tarde.

Por la relajación y aventura

Para quienes desean alejarse del bullicio de Lima y disfrutar un fin de semana tranquilo conectando el cuerpo y el alma, nada mejor que Eco Truly Park, localizado en la playa Chacra y Mar, en el distrito de Aucallama, a una hora y media al norte de Lima. Se trata de una pequeña “aldea” fundada por la comunidad Krishna que ofrece conectarse con la naturaleza por medio de actividades como seminarios de Yoga, terapia a través del sonido, modelado en arcilla, clases de cocina vegetariana, charlas de insecticidas orgánicos, etc. Allí se ofrece hospedaje y comida vegetariana.

Por la observación de aves y camping

En el kilómetro 170 de la Panamericana Norte se localiza la Albufera de Medio Mundo; un atractivo natural originado por las filtraciones del agua de mar en medio del desierto. Este lugar se ha convertido en un verdadero oasis para descanso de aves migratorias y turistas que buscan disfrutar del paisaje natural de esta nueva área de conservación regional que alberga en sus 687 hectáreas una variada fauna como pelícanos, garzas, patos silvestres, flamencos, entre otras especies de aves. Es buen destino para acampar, nadar, pasearse en bote y observar aves.

Por las caminatas en medio del desierto

El mes de Julio es la temporada ideal para visitar a 105 kilómetros de Lima a las Lomas de Lachay en la provincia de Huaura. Y esto porque es la época donde la vegetación comienza a ser abundante en estas lomas que son un fenómeno natural de la costa peruana, donde las nubes al quedar atrapadas entre las montañas, retienen el vapor de agua y humedecen los terrenos. Por eso que las Lomas de Lachay se ha convertido en el mejor destino en el Norte Chico para las caminatas.

Por conocer restos arqueológicos milenarios

A 206 kilómetros de Lima se ubica una antigua ciudad donde se desarrolló la civilización Caral, entre los años 3000 y 2000 A.C. que sorprende con sus pirámides, viviendas y plazas públicas. Igualmente, atractivo es visitar la Fortaleza de Paramonga de cuatro plataformas y varias habitaciones y pasadizos, construido durante el último periodo del Reino Chimú que habitaba la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *